veronal susyq

SCI-FI

La nueva creación de Marcos Morau para su agrupación La Veronal nos ubica en los terrenos de una ciencia ficción personal y personalizada. La obra se presenta como uno de los reclamos relevantes del Festival Grec, de Barcelona, los días 25 y 26 de julio, en el Teatre Lliure

 

Texto_Omar Khan Foto_Alex Font

Consigue Marcos Morau materializar una legendaria profecía vaticinada cientos de veces por la ciencia ficción y que, hay que decir, cada vez parece más factible y coherente. El hombre no será exclusivamente orgánico y de su fusión con la tecnología seguramente saldrá un androide eficaz pero deshumanizado, carente de nuestra cualidad más sofisticada: la sensibilidad. De ahí que parezca irónico que la propuesta se llame Pasionaria, un título muy de la Guerra Civil Española, que juega de forma consciente con sus propias ambigüedades, sugerencias y contradicciones. El tema, que sería una rutina en el ámbito del cine, el cómic o la literatura sci-fi se convierte en gran hallazgo al ser tratado desde la danza. No una danza contemporánea convencional, eso nada aportaría, sino el singular lenguaje corporal –fraccionado, desdoblado, desencajado- desarrollado por La Veronal, que va encontrando en cada pieza contextos dramatúrgicos, siempre magnificados desde la puesta en escena, en los que encaja perfectamente. Pasionaria, que tuvo su estreno mundial en los madrileños Teatros del Canal e irrumpe ahora como una de las atracciones del Festival Grec de Barcelona, en este sentido, es ejemplar.

Los bailarines se comportan como robots a punto de cortocircuito y con sus espasmos y temblores se mueven cotidiana y rutinariamente por el espacio, un edificio vetusto y demodé de aire retro, con ciertos problemas en el suministro eléctrico, que está flotando en el espacio sideral (nunca sabemos si flota el edificio, la ciudad o si es nuestro planeta a la deriva). Un trasiego de androides, entre los que se encuentran los repartidores de unas sospechosas cajas, pero también empleados de limpieza, inquilinos y algunos seres de apariencia interplanetaria (sí, sí, que hay marcianos, vaya), contribuyen con la atmósfera enrarecida de esta propuesta extraña y de tintes surrealistas, que bien podría moverse en el escenario de un libro de Asimov, ser versión de una película de Tarkovski o mismamente un spin-off de 2001, una odisea espacial, de Kubrick. Desde luego, no hay una narrativa convencional pero Morau y su equipo crean una tensión dramática con estos personajes mecanizados, evidentemente en emergencia, que mantienen a raya cualquier atisbo de emociones. Todo este distanciamiento y frialdad humanos en medio de la agitación que se vive constantemente en el edificio, consigue una rara sensación de angustia y desasosiego en el espectador. La potencia visual de la propuesta, el imaginario de un universo ajeno con sus propias reglas, que vamos descubriendo mientras la pieza avanza con solemnidad, y el buen hacer del equipo de intérpretes, que sabe tomar distancia emocional, son parte de los hallazgos de este nuevo trabajo que confirma a La Veronal como una de las agrupaciones más sorprendentes, imaginativas y originales del paisaje de la danza nacional.

Se reconoce a Morau en los códigos pero abandona sus viajes a lugares recónditos y fríos del planeta (Islandia, Rusia, Siena, la profunda cueva Voronia, donde ubicó el origen del mal) y se lanza, literalmente, a la conquista del espacio. Sus personajes siempre enigmáticos abandonan finalmente los pocos rasgos de seres humanos que tenían y se transforman ahora en esta suerte de androides despojados de emociones que parecen a punto de colapsar en medio de una situación límite que los mantiene a la deriva en el espacio. Francamente deslumbrante.

Danza News

HUNG DANCE / TAIPEI

hung1

Pájaros de Taiwan

Con una promoción de 2x1 en el precio de las entradas, la compañía Hung Dance, de Taiwan, presenta Boundless en el Círculo de Bellas Artes de Madrid los días 17 y 18 de octubre

Leer más...
 

DESPEDIDA CON BALANCHINE

luz

Joaquín de Luz abandona el NYCB

Tras quince años brillando en una de las compañías emblemáticas de Estados Unidos, el bailarín español emprende nueva ruta

Leer más...
 

CENTRO DE DANZA CANAL

canal

Se abre la convocatoria a las Residencias del Canal

Aumenta la cuantía de las Residencias del Cento de Danza Canal a 5000 euros. Un jurado especializado será el encargado de escoger las propuestas seleccionadas para ocupar los espacios del CDC la próxima temporada

Leer más...
 
Volver