cascanueces

¿Es esto Cascanueces?

El Ballet de la Ópera de París repone el próximo jueves su polémico montaje de 2016, que une la ópera Iolanta con un Cascanueces surrealista, delirante y muy poco Cascanueces firmado por Sidi Larbi Cherkaoui, Edouard Lock y Arthur Pita. Te contamos el experimento…

 

Texto_OMAR KHAN Foto_AGATHE POUPENEY

Madrid, 4 de marzo de 2019

Tras su estreno, en marzo de 2016, la Ópera de París se reafirmaba como una casa de vanguardia. Hubo mucha polémica y se escucharon no pocos abucheos en la monumental Ópera Garnier. También ovaciones. Los líricos no entendían la mezcla y los balletómanos más acérrimos pasaron la velada indignados buscando al Hada del País de Caramelos cuando a cambio le daban tormentas de nieve, refugiados en fuga y la dulce Clara multiplicada como clones. Ahora, como si aquellos escándalos no hubiesen ocurrido, la potente compañía que dirige Aurélie Dupont, vuelve a la carga, y del 9 al 24 de mayo retará de nuevo a sus espectadores en París con la reposición de Iolanta /Cascanueces, propuesta que une dos obras incompatibles de Tchaikovski: Iolanta, una cuasi desconocida ópera y su ballet más sofisticado, con coreografía (muy pero que muy libre) a seis manos firmada por el belga-marroquí Sidi Larbi Chekaoui, director del Ballet de Flandes, el canadiense Edouard Lock, conductor de la legendaria La La La Human Steps y el portugués Arthur Pita, citado por The Guardian como el David Lynch del ballet.

Rara vez tiene acceso el creador de danza contemporánea a la batería de medios -humanos, físicos, materiales, tecnológicos- que supone una producción en toda regla del Ballet de la Ópera de París. Pero la apertura que ha demostrado siempre esta casa es la que ha permitido a unos coreógrafos tan eclécticos como este trío unirse para, en el mejor estilo surrealista, hacer de Cascanueces un cadáver exquisito a seis manos absolutamente libre y desmesurado que, encima, aparece unido –de manera muy inteligente hay que decir- a Iolanta, una ópera breve que Tchaikovski había pensado alguna vez estrenar junto a su Cascanueces. El resultado es una velada híbrida de más de cuatro horas que se antoja extraña e inconexa, con cambios estilísticos bruscos y no siempre coherente, pero tremendamente fascinante y visualmente potente, bailada con precisión por el equipo de la Ópera de París, que se adapta sin esfuerzo aparente a los estilos marcadamente distintos de los tres coreógrafos.

El ballet se aleja explícitamente de la Navidad (y su espíritu) y Cascanueces apenas si aparece en forma de piñata. Se balancea la propuesta entre el realismo siniestro de la danza teatro de Pita, quien aún estando lejos es el que se mantiene más apegado al original, el surrealismo de Sidi Larbi, que se permite una insólita lluvia de escombros que en un segundo hace pasar la obra de edulcorada a apocalíptica, seguida por una devastadora tormenta de nieve con masas en fuga que parecen hacer alusión al conflicto de los refugiados, por no citar una alucinante invasión de juguetes gigantes, al tiempo que las proezas físicas y obsesión por la técnica que caracterizan a Edouard Lock, toman las riendas en sus segmentos, moviéndose bajo vídeos descomunales que reproducen el bosque incierto y sus bestias temibles. Es todo un delirio. Una noche absurda pero fascinante totalmente garantizada.

Ahora, con la vuelta de esta rareza espectacular, que es derroche de medios y gesto vanguardista al mismo tiempo, que es ópera y ballet juntos, pegados con ingenio pero sin mucha lógica, y que parece una locura con dinero, seguro regresarán también las divisiones, polémicas y disputas entre operómanos vs. balletómanos, vanguardistas vs. conservadores, modernos vs. antiguos. Puede que los nostálgicos del ballet y fans del Cascanueces no puedan disfrutar si dedican la noche a buscar  conexiones y rigores pero los que se entreguen al juego y no se hagan preguntas, gozarán como niños en una montaña rusa.

Danza News

GÖTEBORG BALLET

gotebrog

CUIDADO TE CAES

El Göteborg Ballet, de Suecia, llega esta semana a Teatros del Canal (Madrid, 25 y 26 de abril) y al Centro Baluarte de Pamplona (30 de abril) con un programa doble, que incluye piezas de riesgo de Sharon Eyal y Demian Jalet

Leer más...
 

TONI JODAR / EXPLICA DANSA

toniok

¿Quién dijo que la danza era complicada?

La que ofrecerá Toni Jodar el miércoles 24 de abril a las 19h en el Museo Reina Sofía no es la típica conferencia de señor con corbata. Desde su experimentado cuerpo de bailarín, el creador catalán explica (y baila) las bifurcaciones de la danza de hoy

Leer más...
 

ABRIL EN DANZA

abril

¿Bailamos? le preguntó Alicante a Elche

Con el estreno de CARMEN.maquia, de Titoyaya, arranca esta noche el Festival Abril en Danza, que se celebra conjuntamente entre Elche y Alicante

Leer más...
 
Volver