superguiu1

EL AQUELARRE DE NÚRIA GUIU 

Estrenó anoche la creadora catalana, en a,lianza con Ingri Fiksdal, ‘Supermedium’, la cuarta producción del proyecto CÉL-LULA del Mercat de les Flors, de Barcelona. Allí fuimos a verla y esto nos ha parecido…

 

 

Texto_OMAR KHAN Fotos_TRISTÁN PÉREZ-MARTÍN

Barcelona, 25 de enero de 2024

Supermedium parte del principio de la posesión demoníaca, donde la danza es el ente (aquí no maligno) y la bailarina poseída, el cuerpo que le deja manifestarse. Y ya en esa sintonía, se aprovecha del imaginario construido por el cine de terror serie B, para erigirse como espectáculo. Danza de danzas, coreografía de coreografías, sus propios referentes se convierten en su lenguaje expresivo. La nueva pieza de Núria Guiu, ya más alejada de sus preocupaciones por los efectos de las redes sociales de trabajos anteriores y hecha como extensión del dueto Medium, que firmó con la noruega Ingri Fiksdal, aquí también co-autora, fue estrenada anoche en el Mercat de les Flors como la cuarta producción del proyecto CÉL-LULA de esta casa, donde permanecerá en cartel hasta el domingo próximo. Su vocabulario está hecho de trocitos, idénticos o no, de otras piezas, estilos y proyectos que han estado en los cuerpos de las nueve enérgicas y endemoniadas bailarinas –Guiu y Fiksdal incluidas-, que sobre el escenario defienden la hibridación como estilo.

La lista de referencias (coreografías, creadores, estilos y momentos coreográficos de la historia de la danza) es larga, inconexa y no siempre fácil de identificar, quizá porque el objetivo no es crear un puzle con gracia hecho de históricos pedacitos de danza sino verificar la (buena) memoria del cuerpo, constatar que todo lo bailado sigue vivo ahí dentro y es capaz de transformarse, en lo que supone un “nosotras somos lo que hemos bailado”, por lo que es importante y adquiere relevancia que identifiquemos al menos algunos, porque es lo que terminará legitimando y haciendo creíble el todo corporal de la propuesta.

Es quizá la razón por la que aparecen tan nítidas y claras frases coreográficas célebres como las obstinadas de Phase, de Anna Teresa de Keersmaeker, el slow motion de Giséle Vienne (que Guiu conoce muy bien pues ha sido bailarina en Crowd) o la tensión-distensión de Martha Graham. En definitiva, son nueve cuerpos que constantemente contienen, retienen, reproducen y transforman otras voces, otros modos, que siendo ajenos le son propios.

 

superguiu2

 

Noche de Walpurgis

Esta dinámica domina el primer bloque del espectáculo, que fluye con alguna dificultad, en tanto es una amalgama de estilos y maneras muy distintos entre sí, fragmentación de otros trabajos que nos van encauzando hacia una segunda parte que, sin perder esa esencia, se nos presenta más fantasiosa y fascinante, “más narrativa” en algún sentido, transmutando a las bailarinas no solamente en brujas sino en monstruos inquietantes de muchas patas y cabezas, que son la escenificación de la muy personal noche de Walpurgis de Guiu y Fiksdal, su aquelarre coreográfico.

De carácter cíclico, la pieza culmina donde comienza pero es ahora cuando cobra sentido y tiene significado la escenografía que al inicio nos parece una inexpresiva instalación de arte povera, con sus plásticos colgantes y su aspecto de zona en construcción, pero al final ya la podemos percibir como vestigios de monstruos, desechos de fantasmas, residuos tras el aquelarre.

Y es que uno de los mayores méritos de Supermedium reside en el juego que establece con la percepción del que la observa. El mismo escenario, con aspecto de local en construcción, adquiere otro significado, incluso otra dimensión, tras haber conocido el discurso. Identificamos ahora los plásticos colgantes como brujas gigantes, casi como los cadáveres de las de Zugarramundi de la película de Álex de la Iglesia.

La obra saca gran provecho (visual, expresivo, simbólico) a arrugados y vulgares plásticos capaces de convertirse en una especie de halo maligno de cada una de ellas o a tubos de neón que ahora parecen luces improvisadas para trabajadores de la construcción (es la metáfora de ser bailarina, según Guiu) y ahora deslumbrantes efectos especiales, en el momento más techno-sofisticado de toda la propuesta. Lo mismo sus bailarinas, que oscilan sin transición entre lo grotesco y lo sublime, según les exija el guión.

Y así, alrededor de una hoguera de neón, terminan las nueve brujas exhaustas, que cantan invocando todas sus danzas: la moderna, la posmoderna, la performance, el tiktok…

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2023

Dance from Spain 2023
Descargar

Revista MTD Legacy, Academia de Teatro y Danza de la Universidad de las Artes de Ámsterdam 

Cover DFS 2021
Descargar

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

 

Suscríbete a susyQ

¡Y recibe la revista en tu casa!
Puedes pagar con Paypal o con  tarjeta de crédito:
 

Suscripcion SusyQ

 

Artículos

MARIUS PETIPA

marius petipa susyq
La hegemonía del coreógrafo

Hace doscientos años nacía Marius Petipa, el marsellés que sentó las bases de la escuela rusa de ballet en sus 40 años de poder absoluto dentro del Ballet Imperial Ruso. El mundo entero celebra este año al autor de El lago de los cisnes

Leer más...
 

HABLA JÉRÔME BEL

entrevista jerom bel

Intento llevar al límite lo teatral

Entrevista a Jérôme Bel,  de sus obras y de su radical pensamiento hablamos con él

Leer más...
 

SILICON FREE

Holland Festival Septuagenario
Septuagenario

El 70 aniversario del Holland Festival supuso la despedida de su directora Ruth Mackenzie, desde ahora al frente del Teatro Châtelet de París

Leer más...
 
Volver