CARLES SANTOS SusyQ

Cuerpo en explosión

Beatriu Daniel, impulsora y partícipe de la evolución de la danza contemporánea en Cataluña, reflexiona junto a Montse Colomé y Toni Jodar sobre una faceta sobresaliente del polifacético músico Carles Santos, artista total fascinado por la danza, que nos abandonó el pasado diciembre

Texto_BEATRIU DANIEL Foto_ ROS RIBAS

Aunque comenzó su carrera profesional como pianista, Carles Santos (Vinaroç, 1940-2017) fue mucho más que un músico. Pianista, compositor y performer, experimentó con el canto, la instrumentación, el texto, la escenografía, el vestuario, el atrezzo, la fotografía... y también la danza. Tras su muerte, en diciembre pasado, hemos creído oportuno revisar sus aportaciones e innovaciones en este mundo por el que sentía especial fascinación. El movimiento en Carles Santos siempre estuvo presente, la utilización de bailarines y personas relacionadas con el movimiento ha sido una constante en toda su obra. Desde la cercanía, los artistas catalanes Montse Colomé y Toni Jodar, como bailarines y coreógrafos, dan testimonio de su colaboración con el músico de Vinaroç.

Dicen que una peculiaridad eran sus “sellos gestuales” a partir de su propio cuerpo, que componían un repertorio particular por lo que tenían de inesperados, chocantes, surrealistas. Cuando tocaba el piano de pie bailaba, el movimiento estaba en él. De hecho, una constante en todos sus espectáculos serán los movimientos repetitivos sobre un pie, sobre dos, saltar sobre el piano, estamparse, acciones lentas, inmovilidades. La repetición acumulativa del gesto y del movimiento en pasajes musicales minimalistas. En ninguno de sus espectáculos se da una única y aislada tipología, sino una diversidad y mezcla entre ellas.

Otra vía fue coreografiar sobre los gestos naturales y espontáneos de los intérpretes, sean bailarines, cantantes, músicos, actores, coros… así como derivarlos hacia resultados más sorpresivos, repentinos, extremados, según el tono de la pieza. Huyó de un aspecto de la danza contemporánea que a su parecer caía en un discurso egocéntrico, manierista, estereotipado y /o aburrido que le alejaba de la audiencia. “Hay que tener en cuenta al público”, decía. Sin eludir el rigor ni instalarse en la complacencia.

También rechazó la improvisación en escena. Apostó por la elaboración artesana, minuciosa, construida y fijada.“Las imágenes que han ido surgiendo en cada uno de sus espectáculos han creado un sello propio que constituye una valiosa aportación a las artes escénicas de los siglos XX y XXI”, aseguran convencidos Colomé y Jodar, quienes ofrecen una minuciosa clasificación de sus tipologías de movimiento. 

Dramáticos

El movimiento como expresión vitalista, orgánica, visceral, desesperada, de supervivencia y lucha: Carles de rodillas tocando Bach al piano, con los brazos en cruz y un piano a cada lado en La Pantera Imperial(1997)

Satíricos

Utilización de gestos sencillos extraídos de la gestualidad popular y cotidiana. La coreografía de tres intérpretes en el espectáculo Brossalobrossotdebrossat(2008).

Eróticos

Movimientos eróticos, lascivos, desvergonzados: utilización de gestos de pelvis, de labios, de lengua, tocamientos o uso de posiciones y gestualidades provenientes de la estética porno: La Grenya de Pasqual Picanya (1991), Lisístrata(2002)

Populares

Predilección por movimientos inspirados en las danzas populares: flamenco, folklore, tango, paso doble, jota. Coreografía del “zapateado” en La Pantera Imperial(1997), Coros y Danzas, en El Barbero de Sevilla(2001).

Lúdicos

Atracción por los movimientos de circo y juegos de calle: volteretas, saltos, posiciones de grupo, escondite, saltar la cuerda, funambulismo, hacer la croqueta… Ricardo i Elena (2000), La meuafillasócjo (2005).

Obstáculos

Provocar acciones y reacciones gestuales de gran esfuerzo, utilizando obstáculos, trabas, ahogos, que dificultan el fluir normal de los movimientos: subida por las Ramblas de Barcelona empujando un piano con una mujer encima en Anem, anem a ballar(1982); arrastrándose por sobre las sillas del público hacia un gran ventilador en Té Xina, la Fina Petxina de Xina(1984); caminar de rodillas en Ricardo i Elena(2000);la inmersión de la cabeza del cantante en una bañera en La Pantera Imperial (1997).

Auténticos

La representación como presentación con el máximo grado de realidad. No caer en la ficción, en el fingir, en la teatralidad superflua sino encontrar la verdad del gesto y /o movimiento desde el núcleo de la emoción. Desde el compromiso serio, coherente, riguroso, exigente, ético y militante, con aquello que se siente y manifiesta como explosivamente real. El goteo y chorro de agua sobre las cabezas en El Compositor, la Cantant, el Cuiner i la Pecadora (2003); La caída de 10 metros al vacío de la cantante sujetada por un arnés en Samaruck Suck Suck (2004).

Danza News

HUNG DANCE / TAIPEI

hung1

Pájaros de Taiwan

Con una promoción de 2x1 en el precio de las entradas, la compañía Hung Dance, de Taiwan, presenta Boundless en el Círculo de Bellas Artes de Madrid los días 17 y 18 de octubre

Leer más...
 

DESPEDIDA CON BALANCHINE

luz

Joaquín de Luz abandona el NYCB

Tras quince años brillando en una de las compañías emblemáticas de Estados Unidos, el bailarín español emprende nueva ruta

Leer más...
 

CENTRO DE DANZA CANAL

canal

Se abre la convocatoria a las Residencias del Canal

Aumenta la cuantía de las Residencias del Cento de Danza Canal a 5000 euros. Un jurado especializado será el encargado de escoger las propuestas seleccionadas para ocupar los espacios del CDC la próxima temporada

Leer más...
 
Volver