tamaraA1

TAMARA EN SAN FRANCISCO 

Levantó de la tumba al English National Ballet (ENB), de Londres. Con ese aval, Tamara Rojo ha iniciado esta temporada la dirección del San Francisco Ballet, una de las  compañías más emblemáticas de Estados Unidos. Nos lo ha contado…

 

 

Texto_OMAR KHAN Foto_CHRIS HARDY

Madrid, 16 de enero de 2024

“En cinco años, me gustaría seguir estando al frente del San Francisco Ballet, me gustaría haberla convertido en una compañía líder en innovación, una que revolucionara el mundo del ballet y probablemente, que tuviese muchas más giras internacionales, más visibilidad”. Son metas ambiciosas, pero Tamara Rojo (Monteral, 1974), la enorme ex bailarina española que ha cambiado las zapatillas por la gerencia, tiene avales para conseguir llevar por encima de la cúspide a esta compañía norteamericana, a la que acaba de llegar como nueva directora artística, siendo la primera mujer que es colocada al frente de esta agrupación de referencia en Estados Unidos.

Vaya por delante la transformación que consiguió en sus once años al frente del English National Ballet (ENB), de Londres, para dar un voto a confianza y credibilidad a la capacidad de Rojo para emprender una nueva revolución en la compañía estadounidense. Del equipo londinense que levantó desde el subsuelo, se despidió en Madrid como coreógrafa, con su propia y atrevida versión de Raymonda, bailada en el Teatro Real en mayo del año pasado. Y es que fue decisiva su larga estancia en el ENB. Estando allí dejó de bailar, se inició como coreógrafa y demostró sus amplias capacidades –y sobre todo sensibilidad- para llevar la dirección artística y poner en sintonía con nuestro tiempo a una compañía de ballet histórica.

La programación que ha diseñado para esta temporada en San Francisco es elocuente de sus intenciones. El próximo 26 de enero estrena allí Mere Mortals, una coreografía de la norteamericana Aszure Barton, que traslada el mito de la Caja Pandora a nuestros días marcados por las nueves tecnologías. En febrero estrena British Icons, un programa que traslada desde el Londres que tan bien conoce, a dos clásicos que le son queridos: Kenneth McMillan con Song of Earth y Frederick Ashton con su Margarita y Armando, y ya para abril, Dos mujeres (así en español), un programa inclusivo y revelador que apuesta por dos coreógrafas de origen latino: la cubana Arielle Smith, estrenando una Carmen, y la belga-colombiana Annabelle López Ochoa reponiendo su éxito Broken Wings (en la foto), que revisa la figura de Frida Kahlo.

 

tamaraA3

 

¿Cómo fue el ENB al que llegó y cómo es el que ahora ha dejado?

Difícil hablar de esto porque no quiero criticar a los que estaban antes de mí, pero sí es cierto que encontré una compañía en decadencia, con pocas actuaciones y un prestigio bastante hundido, que además el Consejo de las Artes había decidido que no iba a seguir subsidiando. Era casi una compañía declarada muerta. Yo llegué conociendo la importancia histórica y la relevancia que tenía para los públicos de Reino Unido, así que luché muchísimo y trabajé muy duro con mi equipo para convertirla en una agrupación totalmente diferente, reconocida en el mundo entero por precisamente su manera de innovar desde los clásicos y que tuviera estabilidad económica. Precisamente por eso sentí que era el momento de pasar a otro capítulo, porque la sentía consolidada y con una reputación muy sólida

¿Llega al Ballet de San Francisco con el mismo modelo?

El de la innovación, sí, porque más que un modelo es un principio mío, una filosofía. Yo creo que el arte debe entender y respetar el legado pero al mismo tiempo innovar, porque de lo contrario, muere. Tiene el componente histórico pero debe ser relevante para el público de hoy, para los artistas que lo están haciendo y para la sociedad en general.  La mayoría de los bailarines que tengo en San Francisco tienen menos de 30 años, nacieron todos con el móvil metido en el pañal y esto los hace muy diferentes. Tienen una conciencia social, un entendimiento del lugar que las artes escénicas deben tener para conseguir un impacto social. Saben que las artes, aparte de entretenernos y alegrarnos el día, conllevan una responsabilidad social, y eso me obliga a estar atenta, a traer coreógrafos y propuestas que cumplan con esas expectativas.

 

 

tamaraA2

 

El San Francisco Ballet no ha sido una compañía típicamente norteamericana…

Esta compañía ha sido dirigida siempre por europeos y ha tenido una arraigada tradición de nuevas creaciones y no solamente repertorio clásico. Lleva décadas invitando a coreógrafos. Aquí es usual tener a Christopher Wheeldon o William Forsythe, artistas que no habían sido invitados antes por ninguna otra compañía norteamericana. Pero a mí me interesa mucho la cercanía con Asia y tengo mucho interés por lo que ocurre en Tailandia, Japón o Corea, países que tienen una danza espectacular. Me emociona esa idea de una compañía norteamericana dirigida por una europea que está mirando hacia Asia. Esto está muy en sintonía con lo que es California, una zona norteamericana marcadamente latina donde se está desarrollando la Inteligencia Artificial, una de las tecnologías más importantes de nuestra era. Todo eso hace a San Francisco el mejor lugar del mundo para un artista.

¿Y seguirá desarrollándose como coreógrafa en Estados Unidos?

Después de Raymonda monté una Cenicienta para el Royal Swedish Ballet, que me gustó mucho hacer, me gusta coreografiar pero soy lenta, estudio mucho, tardo hasta cinco años en completar una producción y ahora mismo, estoy llegando a San Francisco y tengo mucho que hacer y aprender. Es un cambio muy grande, así que no es el momento de encerrarme en el estudio a crear, pero no lo descarto…

¿Y bailar de nuevo?

He tenido una carrera extraordinaria, una que nunca me hubiese imaginado. Tuve grandes oportunidades, bailé con gente espectacular, hice obras maravillosas en teatros inolvidables… pero no me quedaba ya nada por hacer. Miro hacia atrás con mucho cariño, con mucho agradecimiento y alegría, pero es algo que definitivamente se terminó y no me produce ningún pesar.

De todo ese pasado glorioso… ¿qué siente que ha sido verdaderamente especial?

La Giselle, de Akram Khan, fue muy importante para mí como artista. Luego está mi primera actuación en el Albert Hall, de Londres, con una Julieta creada para mí. Valoro haber bailado el repertorio de Kenneth Mcmillan, obras como Manon o Romeo y Julieta con Carlos Acosta. Son tantas cosas…

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2023

Dance from Spain 2023
Descargar

Revista MTD Legacy, Academia de Teatro y Danza de la Universidad de las Artes de Ámsterdam 

Cover DFS 2021
Descargar

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

 

Suscríbete a susyQ

¡Y recibe la revista en tu casa!
Puedes pagar con Paypal o con  tarjeta de crédito:
 

Suscripcion SusyQ

 

Danza News

ABIGAIL

abigail01

TUTÚ SANGRIENTO 

Con la rocambolesca historia de una aplicada niña que es virtuosa del ballet por el día y voraz vampira por la noche, la película ‘Abigail’ cruza gore y danza en un festín sangriento que se estrena en abril. Te mostramos el [delirante] tráiler…

Leer más...
 
SAN FRANCISCO BALLET

mere

¿QUIÉN LE HA REGALADO 60$ MILLONES A TAMARA ROJO? 

Un benefactor anónimo ha hecho la mayor donación recibida por un ballet en USA, lo que supone un espaldarazo a Rojo, nueva directora del San Francisco Ballet. Te lo contamos…

Leer más...
 
TRAS 17 AÑOS

gil

GIL ROMÁN DESPEDIDO DEL BALLET BÉJART LAUSANNE 

Una imprudencia en París saca por la puerta trasera al que fuera el encargado de preservar el legado del maestro belga, después de su muerte. Te lo contamos...

Leer más...
 
Volver