sauraX1

HA MUERTO CARLOS SAURA . LA DANZA LLORA  

Lo llora desconsolado el cine, pero con igual dolor la danza, porque el cineasta aragonés, que recibiría mañana el Goya honorífico, creó una serie de películas dedicadas a la danza, que forman parte del acervo mundial del cine de danza. Lo recordamos…

 

Texto_OMAR KHAN Foto_CARLOS CARRETER

Madrid, 10 de enero de 2023

El pasado 4 de enero estuvo celebrando sus 91 años de vida, de vida intensa habría que añadir. Mañana se preparaba a recibir el Goya de honor a toda una trayectoria. Pero hoy, se apagó esa vida intensa por una deficiencia respiratoria. El realizador aragonés Carlos Saura ha muerto en Madrid y deja un hondo pesar en el cine español, pero también en la danza. Porque las películas de danza de Carlos Saura son un episodio inédito en la cinematografía nacional, algo más que un homenaje. Son una referencia que trae la huella inequívoca e inconfundible de un creador inquieto que supo hacer cine de autor con los bailes de nuestro país y tantos otros.

“Yo es que soy un bailaor frustrado”, decía a susyQ el cineasta en marzo del año pasado, a propósito de la exposición Carlos Saura y La Danza, que le había organizado el Fernán Gómez y La Fábrica, productora que ya había montado la exhibición Carlos Saura Fotógrafo, Una vida tras la cámara, que además daba cuenta de su otro gran talento, el de la fotografía. “En los años 50 lo intenté, me gustaba la idea, y una bailaora me dijo que tenía planta, así que tomé mis clases y empecé a hacerlo”, nos decía con gracia elevando sus brazos y poniendo pose y gesto de bailaor. “Pero al poco, la maestra me dijo que mejor me dedicara a otra cosa”. Entonces, hizo cine.

Su cine, llamado a la trascendencia, aparece perfectamente divido en dos etapas: antes y después de la dictadura. En los tiempos del tardofranquismo se centró en criticarlo y combatirlo desde películas que conseguían luz verde de la rigurosa censura, probablemente porque los censores ni siquiera entendían ni podían descifrar las sofisticadas metáforas y alusiones políticas presentes en creaciones que fueron multipremiadas en los grandes festivales y aplaudidas por el público internacional, entre las que se encuentran algunos títulos fundamentales del cine español: La caza (1965), El jardín de las delicias (1970), Ana y los lobos (1972), La prima Angélica (1973) o Cría cuervos (1975), muchas de ellas protagonizadas por su ex pareja y musa de entonces Geraldine Chaplin, lo que convertía a Saura en yerno de uno de los cineastas más geniales de todos los tiempos.

En su cine posfranquista es cierto que se manifiestan y afloran diversos intereses, entre ellos el cine social (Deprisa, deprisa, ¡Dispara!, Taxi…) o histórico (¡Ay, Carmela!, El Dorado…), pero el que verdaderamente destaca como sólida vertiente es un cine de danza en las antípodas de su cine político de los setenta.

 

sauraX2

 

Cámara coreográfica

Carlos Saura hizo danza con su cámara, creó un discurso autoral desde la danza. Respetó cada estilo abordado pero llevado a su terreno personal desde elementos como la luz, los enfoques y encuadres, el color y la exaltación de los bailarines. Es un cine de autor que ha hecho aportaciones alejadas de la fórmula del musical de Hollywood y que ha dado títulos de enorme relevancia y repercusión al cine nacional. Un conjunto de películas que pone el nombre de Carlos Saura entre los grandes de la danza de este país, un derecho ya ganado con esa prodigiosa trilogía flamenca con Antonio Gades en los ochenta, tres producciones que fueron por igual exitosas como filmes que como propuestas escénicas: Bodas de sangre (1981), Carmen (1983) y El amor brujo (1985).

Pero estas tres son apenas el prólogo de una docena larga de películas danzantes de reconocible y perfeccionista estética que han subrayado, reinventado y retratado, principalmente, el flamenco pero también otras danzas, casi siempre de raigambre popular. “El flamenco me toca mucho”, nos confesaba el realizador. “Veo los pasos flamencos y ya quiero rodarlos pero voy siempre a tientas porque no soy experto ni en flamenco ni en danza. Por eso, para mis películas de danza siempre me busco un asesor [Gades en la trilogía, Miguel Ángel Berna, en Jota, Aída Gómez, en Salomé, Lalo Schifrin, en Tango…]. He conocido muchos cantaores, bailaores y bailaoras, y es de ellos que he aprendido. Maestros como Gades o Paco de Lucía han sido mis amigos y me han enseñado muchísimo”.

Flamenco (1994) y su secuela Flamenco, Flamenco (2010), son películas sin argumento que reúnen a las estrellas más rutilantes y definitivas de la danza española y constituyen todo un documento testimonial. Sevillanas (1992) y Jota (2016, inspirada en el folclor de su tierra) ponen sello de sofisticada vanguardia a dos danzas populares nacionales, y Tango (nominada al Oscar, 1997) y la muy reciente, El rey de todo el mundo, a bailes tradicionales de dos países que le fueron cercanos y queridos: Argentina y México.

La razón y detonante de todas estas películas son menos complejos de lo que podría pensarse. “Es que me apasiona la danza”, decía. “Ya sé que no está bien y me da un poco de vergüenza, pero he mandado a repetir una toma solamente por el placer de verlos bailar, es que me resulta maravilloso tener a todos estos bailarines haciéndolo para mí”.

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2023

Dance from Spain 2023
Descargar

Revista MTD Legacy, Academia de Teatro y Danza de la Universidad de las Artes de Ámsterdam 

Cover DFS 2021
Descargar

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

 

Suscríbete a susyQ

¡Y recibe la revista en tu casa!
Puedes pagar con Paypal o con  tarjeta de crédito:
 

Suscripcion SusyQ

 

Danza News

ABIGAIL

abigail01

TUTÚ SANGRIENTO 

Con la rocambolesca historia de una aplicada niña que es virtuosa del ballet por el día y voraz vampira por la noche, la película ‘Abigail’ cruza gore y danza en un festín sangriento que se estrena en abril. Te mostramos el [delirante] tráiler…

Leer más...
 
SAN FRANCISCO BALLET

mere

¿QUIÉN LE HA REGALADO 60$ MILLONES A TAMARA ROJO? 

Un benefactor anónimo ha hecho la mayor donación recibida por un ballet en USA, lo que supone un espaldarazo a Rojo, nueva directora del San Francisco Ballet. Te lo contamos…

Leer más...
 
TRAS 17 AÑOS

gil

GIL ROMÁN DESPEDIDO DEL BALLET BÉJART LAUSANNE 

Una imprudencia en París saca por la puerta trasera al que fuera el encargado de preservar el legado del maestro belga, después de su muerte. Te lo contamos...

Leer más...
 
Volver