continua

EN MI VIVEN MUCHAS 

Con la reinvención de su solo La contínua, la artista de Mallorca se presenta esta tarde en el Teatro Xesc Forteza, en el marco de Fira B! Con esta creación celebra sus 20 años de vuelta a casa. Nos lo ha contado...

 

Texto_OMAR KHAN

 

Madrid, 01 de octubre de 2022

No es bajo un foco donde le gusta estar. Mariatònia Oliver, antes que en Palma prefiere gestionar su festival EiMA en un entorno rural, donde los artistas bailan para los vecinos del pueblo María de la Salud, en su Mallorca natal. “No soy programadora, es un concepto que no me gusta, yo trabajo con artistas y me intereso por el territorio”, advierte. Como creadora tampoco busca los movimientos aprendidos y ensayados, ni los cuerpos perfectamente delineados. “Me interesan los cuerpos que se salen de los lenguajes tradicionales de la danza”, reafirma esta pionera.

No es algo reciente. Allá por los tempranos ochenta, cuando en nuestro país las vanguardias no habían llegado, ella se iba a buscarlas. Sus veranos no eran de bikini y daiquiris sino de sudor e improvisación en talleres intensivos que dictaban quién sabe dónde Simone Forti, Katie Duck o discípulos de Trisha Brown y Steve Paxton, pioneros y herederos todos de la posmodernidad norteamericana.

Es verdad que lo intentó por los caminos convencionales: estudió danza y teatro en el Institut del Teatre, de Barcelona, y estuvo por Holanda tratando de incorporarse a compañías, pero no encontraba satisfacción. “A los tres años en el Institut me di cuenta de que el trabajo académico no iba conmigo y de igual manera sentí que bailar en compañías no era para mí, era como sacrificar parte de mi vida a una metodología”.

Mariatònia Oliver lleva más de cuatro décadas moviéndose por la periferia, donde es feliz y, especialmente, útil. Se terminó de formar como artista un poco autodidacta en Barcelona. Cruzó sinergias con otros pioneros de las vanguardias en Cataluña. Con María Muñoz y Pep Ramis, de Malpelo, con Ángeles Margarit, Ana Buitrago y tantos otros innovadores del momento.

Nunca ha sido fácil para la danza pero lo era mucho menos para la experimentación. “Para ganar algo de dinero daba clases en el Institut. También me ponía mis plumas, pedrería y tacones y hacía funciones en revistas. Había que ganarse la vida”, rememora de aquellos tiempos difíciles.

Pero en el año 2000, después de veinte años de lucha en Barcelona, colapsó. Recibió el nuevo siglo en crisis. Urgencias familiares, enojo con la danza y la idea de montar una empresa de productos ecológicos la llevaron de vuelta a casa, a Mallorca. No lo sabía entonces pero estaba iniciando un nuevo –y relevante- episodio, más de amor que de odio, con esa danza que, obstinadamente, persistía en su horizonte. Al final, halló otra manera de abordarla, otra forma de entenderla.

Y de eso hacen exactamente dos décadas, por lo que  ha querido celebrar con la reposición (más bien la reinvención) de una pieza muy querida, su solo La contínua, que apareció renovado en el Teatre Principal de Palma el otoño pasado y esta tarde vuelve al escenario del Teatre Municipal Xesc Forteza, en el marco de Fira B!. “No es un revival sino un punto de partida. Originalmente era un solo pero he invitado a Jauma Manresa y Catalina Carrasco [de la compañía Baal] para que me acompañen en el proceso y bailen conmigo en el escenario. La he reestrenado con 62 años y he querido que sea como una fiesta”.

 

continuaB

Muchas y muchísimas

Alejada de los teatros, de los circuitos, festivales y caminos regulares de la danza contemporánea, desde hace veinte años empezó a cultivar la práctica de poner en contacto a las gentes de los pueblos de la isla con la danza. Bailaba para ellos. Ellos decían que no entendían. Ella respondía que eso no importaba. Y seguía bailando. De esta conexión salió EiMA, que hoy día fascina a su público. Y también piezas como La contínua, Bobot (2000), obras para público familiar como nOu (2010), también repuesta recientemente, y muy especialmente, Las muchas (2011), obra que conmueve por su humanidad y autenticidad allí donde llega.

Y ha llegado a muchas partes. Es su trabajo más representativo y difundido. Aúna su vena coreográfica y su silencioso trabajo social, al convocar en cada ciudad donde se presenta a un grupo de señoras de la tercera edad sin experiencia alguna en danza, que bailan la vida con ella sobre el escenario. De este trabajo surgió más tarde Las muchísimas (2018), una secuela, ahora respaldada por el Teatre Principal, en la que ya Oliver no bailaba, dejando todo el espacio a ellas.

Las muchas es muy sencilla, es un solo acompañado que me abrió posibilidades, supone un respeto a la gente mayor, a otros cuerpos. Intentaba vivir cada una de ellas a través de mi propio cuerpo. El tema me lo dio mi madre, que descubrí que no tenía identidad propia sino colectiva. Medité sobre ello y le pedí que me ayudara a conseguir esas mujeres y así fue como la monté por vez primera”.

Pero son muchas, muchísimas, las coreografías, y también proyectos y programas de danza, en los que Mariatònia Oliver se ha involucrado en esta trayectoria insólita de más de cuarenta años. “No he tenido tiempo de darle valor a todo esto. He hecho demasiado y no he dado ningún valor al registro de mi obra, me he menospreciado como artista. Siempre me decía ¿y para qué quiero yo guardar tanta cosa?”, concluye con un aire de nostalgia.

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2022

Cover DFS 2021
Descargar

Revista MTD Legacy, Academia de Teatro y Danza de la Universidad de las Artes de Ámsterdam 

Cover DFS 2021
Descargar

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

 

Suscríbete a susyQ

¡Y recibe la revista en tu casa!
Puedes pagar con Paypal o con  tarjeta de crédito:
 

Suscripcion SusyQ

 

Danza News

EL CONDE DE TORREFIEL / CONDEDUQUE

TorrefielA

EN LOS DOMINIOS DE LA ULTRAFICCIÓN

Ya van siendo habituales en el Centro Cultural Condeduque madrileño. Este fin de semana, El Conde de Torrefiel vuelve a la capital, ésta vez con su ejercicio de ultraficción pos-pandémica ‘Una imagen interior’. Te lo contamos...

Leer más...
 

'JUDITH' / TAIAT DANSA

judith1

NO ABRAS LA SÉPTIMA PUERTA 

Taiat Dansa reconvierte la Basílica de San Miguel de los Reyes, de Valencia, en el Castillo de Barba Azul, en ‘Judith’, que se podrá ver desde mañana y hasta el día 05 de marzo. Te lo contamos…

Leer más...
 

TEATRO CAMPOAMOR

oviedo23

ARRANCA DANZA OVIEDO 

El Festival de Danza del Teatro Campoamor abre esta noche con María Pagés y prosigue hasta junio con actuaciones de Carolyn Carlson, Akram Khan, el BNE y Lacarra & Golding. Lee más…

Leer más...
 
Volver