tom2

BOSQUE TENEBROSO

Llega, ahora al Teatro Principal de Valencia, la compañía Peeping Tom para presentar este fin de semana ‘Kind’, tercera parte de su trilogía de la familia, dentro del Festival 10 sentidos. Reflexionamos sobre esta inquietante creación…

 

Texto_ALBA ANZOLA Foto_OLEG DEGTIAROV

Madrid, 05 de mayo de 2022

El bosque lo es todo en Kind (Hijo). Es la clave de la dramaturgia y a pesar de su hiperrealismo cinematográfico, a pocos minutos de comenzar la función sobreviene la pregunta más importante: ¿Es verdaderamente un bosque? Y la respuesta es no. No lo es.

El espacio en que se desarrolla la acción ha sido, desde los inicios, un aspecto fundamental en las propuestas de la compañía belga Peeping Tom, formación nacida en 2000 bajo el paraguas de la plataforma Les Ballets C de la B y que, siempre bajo el liderazgo de la argentina Gabriela Carrizo y el francés Franck Chartier, ha terminado convertida en una de las agrupaciones más demandadas y admiradas de todas la que conforman el ecléctico universo del fenómeno de la Nueva Danza Belga. Kind regresa a nuestro país este fin de semana, presentándose los días 7 y 8 de mayo en el Teatro Principal, de Valencia, en el marco del recién inaugurado Festival 10 sentidos, este año dedicado al amor. En este caso, revisan el (dudoso) amor de hijo.

Oscuro y amenazador, mágico y macabro, aparece en Kind el bosque como metáfora habitable de la mente retorcida de una niña, la protagonista de este delirio surrealista en el que se manifiestan y materializan sus miedos y fantasías, sus deseos ocultos, sus impulsos primarios, los vericuetos de una personalidad en estado embrionario que todavía no distingue entre el bien y el mal ni separa la realidad de la fantasía. Una niña inquietante y caprichosa atrapada en el cuerpo de una adulta (sobresaliente interpretación de la actriz y mezzosoprano Eurudike de Beul, miembro fundador de Peeping Tom) que sabe usar con habilidad esos recursos que tienen todos los niños para interpretar el mundo adulto, defender su territorio y conseguir lo que quieren a través de pataletas y rabietas, de encanto y dulzura, dominando ya a muy temprana edad el arte de la manipulación, sabiendo a conciencia el efecto favorable que puede producir un inesperado llanto histérico o una oportuna sonrisa tierna. No hay fronteras entre la inocencia y la maldad en este bosque siniestro, que es territorio liderado y dominado por este pequeño ser monstruoso.

La imaginación infantil puede ser demoledora. Quizá por ello ocurren cosas tremendas en este bosque. Algunas siguiendo una lógica implacable de realismo (la figura paterna está representada en un cazador que enseña a la niña a disparar y matar en esa escena estremecedora que convierte en danza los espasmos de un cuerpo al que la pequeña dispara con saña una y otra, y otra vez) y luego están esas situaciones que carecen completamente de sentido (el bebé-rama, ese ciervo con tacones de mujer, los gusanos gigantes, la liberación de esa suerte de alienígenas…).

 

tom1

 

Imaginación sin límites

El sinsentido sigue siendo un sinsentido pero gracias a la premisa de que la imaginación infantil no tiene límites, adquiere un orden que da estructura al absurdo y permea las ideas más retorcidas que salen de la mente de la pequeña. La estética desde la que armaron el espectáculo echa mano principalmente del cine (de terror y ciencia ficción, específicamente). Algunas situaciones son resueltas a la manera grotesca de los dibujos animados y otras con la insistencia machacona de los vídeojuegos como ocurre con el citado tiroteo. Y como vehículo expresivo, esa danza de emergencia y virtuosismo, ya característica del grupo.

Hijo, que cierra la trilogía conformada por Padre (2014) y Madre (2016), es legítimamente una obra de Peeping Tom. Acusa su estética y reincide en las formas. Como es usual, el espectador no tiene toda la información y es invitado a asomarse a este universo solo parcialmente, como si fuese un mirón (la expresión “peeping tom”, de hecho, designa a los voyeurs), por lo que solamente se es testigo de lo que ocurre en escena aunque se sabe e intuye que hay otras acciones y hechos sugeridos fuera del alcance de nuestra vista y comprensión. Así, el bosque se presenta como un lugar inhóspito en el que se suceden simultáneamente muchas historias. Hay un equipo de espeleólogos, unos turistas perdidos, un cazador implacable, una extraña criatura-rama a medio camino entre humano y vegetal… Ocurre el desprendimiento de una roca, hay un incendio forestal y lluvias torrenciales... es un lugar inestable en proceso de transformación constante, es el sitio donde se está construyendo la personalidad de la niña, por lo que la representación pasa a ser la materialización de un paisaje psicológico, el estado de una mente primaria en pleno proceso de ebullición y gestación.

Hay constantes en la propuesta que delatan a Peeeping Tom, que hace de Kind el heredero legítimo de una estética meditada y cultivada por el tándem Carrizo/Chartier en los últimos veinte años. La sensación de aislamiento parece venir del paisaje helado de 32 Rue Vandenbranden (2009); la diminuta tienda de campaña, en la que ocurren cosas que nunca vemos, podría ser una réplica de la caravana de Cravana (1999), su primera pieza. La mujer atrapada en una piedra de Kind guarda cierto paralelismo con el bebé atrapado en una máquina expendedora de bebidas de Madre. También hay auto-homenaje con la repetición de aquella maravillosa escena de El salón (2004), en la que Carrizo y Chartier -cuando aún bailaban-, hacían aquel dueto entrañable de pura danza sin dejar de besarse y al tiempo, manipulaban a su hija, entonces pequeña. Solo que, ahora, es menos festiva, y en el bosque retorcido de la niña, la pareja vuelve a sellar este beso danzado pero ahora arrastrando y manipulando un cadáver. Muy siniestro.

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2021

Cover DFS 2021
Descargar

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

 

Suscríbete a susyQ

¡Y recibe la revista en tu casa!
Puedes pagar con Paypal o con  tarjeta de crédito:
 

Suscripcion SusyQ

 

Danza News

XXXI CERTAMEN DE DANZA ESPAÑOLA

cazorla

EL PREMIO DE LA DANZA ESPAÑOLA SE NOS FUE A TAIWÁN 

Hsueh Yu-Isien y Cristina Cazorla resultaron triunfadoras anoche en el célebre certamen de danza española y flamenco de Madrid. Te contamos todo el palmarés…

Leer más...
 

AMERICAN BALLET THEATRE (ABT)

abt

SUSAN JAFFE, NUEVA DIRECTORA DEL ABT

La que fuera estrella de la gran compañía neoyorquina, asumirá la dirección a finales de este año. Te lo contamos…

Leer más...
 

AHORA DANZA 2022 / CICUS

cicus

DANZAR EN CONVIVENCIA 

El CICUS, Centro de Iniciativas Culturales de la Ciudad de Sevilla, acoge de nuevo durante este mes de mayo en sus instalaciones el ciclo Ahora Danza. Te lo contamos…

Leer más...
 
Volver