SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

 

eyalY

ATAQUE AL CORAZÓN 

Regresa al Teatro Central, de  Sevilla, L-E-V, la compañía israelí de Sharon Eyal, para presentar ‘Chapter III: The Brutal Journey of the Heart’, un nuevo episodio de su serie dedicada al amor. Te lo contamos…

 

Texto_OMAR KHAN Fotos_STEFAN DOTTER

Madrid, 07 de diciembre de 2021

Sharon Eyal (Jerusalem, 1971) sigue añadiendo capítulos a lo que ya va por una trilogía iniciada con la muy significativa OCD-Love (2015), quizá la creación más importante de las siete que ha hecho para su compañía L-E-V, con sede en Tel Aviv y fundada en 2012, justo el mismo año que abandonó la Batsheva Dance Company. Allí había trabajado a lo largo de más de dos décadas como intérprete y posteriormente coreógrafa, durante los tiempos más rutilantes de Ohad Naharin, su mentor, impulsor y [hasta ahora] notable influencia.

Aunque forma una cadena interconectada, cada eslabón de la trilogía resulta independiente y en cada coreografía, la creadora de Israel va dando pasos más seguros hacia la consolidación de un lenguaje propio, que ya aparece perfectamente delineado y reconocible en la última, Chapter III: The Brutal Journey of the Heart, que procedente del Festival de Montpellier, donde tuvo un sonoro éxito el verano pasado, tendrá su premier española en el Teatro Central sevillano los días 10 y 11 de diciembre próximos. Cada nueva obra supone una puñalada a la herencia de Naharin. Sharon Eyal va matando al padre, que ha terminado apartándose para dejar lugar a una coreógrafa con voz propia y una propuesta personalísima bastante alejada de los canones tradicionales.

En Chapter III vuelve a ser fundamental, casi un eje de la dramaturgia, la música. Una vez más, el músico Ori Lichtik hace alianza con el dj Gari Behar, pareja de Eyal y codirector de la compañía, en la creación de un manto sonoro muy ecléctico (pero capaz de cohesionar la acción escénica) que va desde un pop suave, emotivo y envolvente, pasando por melodías que recuerdan musicales de Boradway o bandas sonoras de películas, hasta sonoridades percutivas que nos llevan al Caribe. Sobre este sorprendente lienzo musical, ocho bailarines casi todo el tiempo en semipunta y uniformados con unas mallas con el corazón dibujado, cortesía de Christian Dior, se entregan a este ritual difícil de descifrar en su totalidad pero sin duda fascinante.

 

eyal1a

 

Movimientos fragmentados

No hay escenografía ni utilería, solo unos bailarines que nunca abandonan el escenario y ejecutan esta danza coral que, no obstante, evita el contacto físico entre ellos. Eyal los apiña en el centro del escenario, los expande por el espacio, pero rara vez los pone en contacto, aunque ninguno pareciera perder la noción del todo ni ignorar al otro. Hay algo calculadamente artificial y andrógino en ellos, en sus movimientos fragmentados, en sus caras forzadamente felices, en los constantes tics y espasmos convulsivos de sus cuerpos. A ratos el conjunto se antoja como el resultado de haber retorcido y reinventado el burlesque para hacerlo, si cabe, aún más esperpéntico.

Algo que también va cambiando, de capítulo en capítulo, es el tono. Era muy oscuro y denso desde los tiempos de Batsheva, como ratifican obras como Bill (2010) e incluso la más reciente, The Look (2019), que les hizo ya como coreógrafa invitada. Y continuó así en los capítulos I y II de su trilogía, pero en este tercer episodio encontramos más luz y más humor. Nada estridente, desde luego. Un humor contenido pero que baña la propuesta de una amabilidad que sus trabajos anteriores no tenían.

Al menos no OCD Love Chapter 2 (2017), que ya se vio en Sevilla y tiene previsto presentarse en el Centro Condeduque de Madrid, en marzo del año próximo. La de aquí, es más una danza de emergencia y angustia, de desespero y desesperanza, en la que la música, otra vez de Ori Lichtik, iba de menos a más. Una música ruidosa, repetitiva e insistente, siempre in crescendo, con esas sonoridades de aires industriales que eran rotas, de pronto,  por una cumbia latinoamericana como ese Sol de los arenales del argentino José Larralde. Siempre desde estas pulsiones musicales, los bailarines, tremendamente concentrados, ejecutaban este ritual oficiado con acierto y gran sensibilidad por la creadora inclasificable y fascinante en que se ha convertido Sharon Eyal.

 

ESPECIAL DANCE FROM SPAIN 2021

Cover DFS 2021
Descargar

Suscríbete a susyQ

¡Y recibe la revista en tu casa!
Puedes pagar con Paypal o con  tarjeta de crédito:
 

Suscripcion SusyQ

 

Danza News

CHICAGO ES DANZA

chicago22

2022 DECRETADO AÑO DE LA DANZA EN CHICAGO 

Consciente de la fragilidad la danza ante la pandemia, la ciudad norteamericana se vuelca. El Joffrey estrenará ‘De ratones y hombres’. Te lo contamos…

Leer más...
 

CICLO / FUNDACIÓN MEDITERRANEO

mediterraneo

BAILA EL MEDITERRÁNEO

El ciclo ‘Mediterráneo en Danza’ ofrecerá desde hoy y hasta junio en Alicante distintas aproximaciones con espectáculos, proyecciones y clases magistrales. Te lo contamos…

Leer más...
 

ABANDONA EL ENGLISH NATIONAL BALLET

rojo

TAMARA ROJO, NUEVA DIRECTORA DEL SAN FRANCISCO BALLET

Abandona el English National Ballet para convertirse en la primera mujer en dirigir esta casa fundada hace 90 años. Lee más…

Leer más...
 
Volver